Preservativo femenino: ¿el anticonceptivo más seguro?

También llamado preservativo interno, este método anticonceptivo cumple las mismas funciones que el tradicional condón masculino, dado que impide que los espermatozoides lleguen al óvulo; pero ofrece aún más protección contra las enfermedades de transmisión sexual. Una ginecóloga explicó cómo funciona y por qué deberías elegirlo.

07 septiembre 2020 |

Hecho de látex, el condón femenino es muy similar en apariencia al masculino, con la diferencia de que es más grande y cuenta con dos aros de plástico en cada extremo, uno que se ajusta al fondo de la vagina  y el otro por fuera, en la vulva.

Karla Hernández, ginecóloga del centro Salud entre Mujeres en México:

"El condón femenino es una muy buena alternativa para evitar enfermedades de transmisión sexual (ETS), además de embarazos no planeados. Mientras que el masculino solo protege el pene, la vagina y el cuello uterino, este protege también la vulva de las verrugas genitales producidas por el virus de papiloma humano o el herpes".

Este preservativo tiene una efectividad de entre un 96 y un 98%, igual que el masculino. En cuanto a la comodidad, al principio puede costar acostumbrarse a usarlo pero, según la ginecóloga, se puede integrar muy bien a la actividad sexual e incluso puede colocarse antes de que inicie la relación.

La especialista añadió:

"Es bastante cómodo, bien usado no se siente ni causa ninguna incomodidad. De hecho, también debería usarse en mujeres que tienen sexo con otras mujeres para evitar las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Además de aprender a usarlo, hay que quitarle el estigma y el miedo".

Por último, reconoció que su acceso es limitado en comparación con el condón masculino. Actualmente solo se puede encontrar en tiendas en línea, sex shops o en consultorios de ginecólogos. Pero, para ella, el preservativo femenino es el método anticonceptivo que más protección ofrece.

La ginecóloga Hernández concluyó:

"El tema de protegernos de enfermedades de transmisión sexual no lo tenemos tan interiorizado, casi siempre nos preocupamos más por el embarazo. Hoy en día tenemos alternativas para evitar un embarazo no deseado en caso de emergencia, pero las ETS solo las podemos evitar con métodos de barrera".

TE INTERESA