El coronavirus obliga a una prisión de Dubái a recurrir a la nueva tecnología

Un detenido es interrogado por videoconferencia por un fiscal, otro asiste a una audiencia virtual de su juicio y un tercero habla con un familiar gracias a Skype. Son algunos de los modernos métodos a los que ha recurrido una prisión de Dubái ante la pandemia del coronavirus.

22 mayo 2020 |

Emiratos Árabes Unidos, del que forma parte Dubái, ha registrado 26.000 casos de nuevo coronavirus, con 233 fallecimientos.

Tras la aparición de la pandemia, las visitas a los detenidos fueron suprimidas en las cárceles, como en la de Al-Awir, situada en pleno desierto, a 35 km del centro de Dubái.

"Intentamos impedir cualquier contacto directo con los detenidos (...) recurriendo mucho a la tecnología moderna", declara a la AFP Ali al Shamali, director general de las instituciones penitenciarias de Dubái, durante una visita a Al Awir.

 

"Un puñado" de casos 

"Podemos estar seguros de que un detenido no está contaminado pero ¿cómo sabemos que no lo está alguien que viene de afuera?", se pregunta.

Los presos pueden hablar a sus familias gracias a las videoconferencias.

Shamali no precisó cuántos presos están afectados por el coronavirus, pero sí habló de un "puñado" de contaminados, casos benignos, que podían resolverse "con aislamiento y un tratamiento sencillo".

Todos los detenidos y el personal penitenciario han sido sometidos a test "sin excepción", en coordinación con las autoridades sanitarias, aseguró Shamali.

Llevar mascarilla y guantes es obligatorio, y algunos talleres han sido cerrados, igual que el gimnasio.

"Queremos reducir los contactos y nuestra principal preocupación es seguir proporcionando la misma calidad de servicio" dice a la AFP Badr Sultan, médico de la prisión, quien agrega que las consultas médicas se hacen ahora por videoconferencia.

En un centro de cuidados de la prisión, un dermatólogo pregunta a un detenido, con el que se entrevista a través de una pantalla, si le puede describir su problema, luego observa su piel infectada y le prescribe al final una pomada.

En otra sala, un psiquiatra intenta tranquilizar, en línea, a un detenido que sufre de ansiedad.

 

Liberaciones 

Para frenar al máximo los riesgos de contagio, las autoridades de Dubái han liberado a centenares de personas encarceladas por pequeños delitos, o incapaces de pagar su fianza.

"Hay de 30 a 35% de presos menos" declara Shamali, sin dar más precisiones sobre las cifras.

"Queremos seguir reduciendo el número de presos liberando a quienes cometieron delitos menores, y solamente mantener a los que están acusados de crímenes graves", dice.

Las medidas tomadas para frenar la pandemia han sido a veces difícilmente aceptadas por los detenidos, muchos de los cuales pasaban sus jornadas en grupo, por ejemplo en los talleres.

En la prisión de Al Awir, siete presos trabajaban en la confección de una réplica en cartón de la gran mezquita Sheikh Zayed de Abu Dabi, que ya había sido parcialmente construida.

Pero el proyecto fue suspendido debido a la liberación de algunos de esos detenidos.

"La realización de la réplica está parada" se lamenta un detenido, que sigue encarcelado y que espera que la obra pueda ser inscrita en el libro Guinness de los récords.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.entiempopanama.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.entiempopanama.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.