Costa Rica y El Salvador con las mayores presiones fiscales en Centroamérica

Costa Rica y El Salvador son las economías de Centroamérica con las mayores presiones fiscales y crediticias a causa de la aguda recesión que vivirá la región este 2020 derivada de la pandemia del COVID-19, indicó un informe de Moody's difundido este martes.

18 agosto 2020 |

"El impacto de la recesión en la recaudación, aunado al gasto gubernamental más elevado de los países, generará mayores déficits fiscales en el período 2020-2021", generando "presiones crediticias para los gobiernos centroamericanos, particularmente para Costa Rica y El Salvador que reportan las mayores cargas de deuda e intereses en la región", señaló la calificadora.

Moody's explicó que la situación de Costa Rica se destaca porque reportó la mayor reducción en el espacio fiscal antes de la pandemia: entre 2015 y 2019, la relación "deuda/producto interno bruto (PIB) y los intereses/ingresos aumentaron en 18 y 9 puntos porcentuales, respectivamente".

"Como resultado, la carga de la deuda de Costa Rica se situó en el 58 % del PIB, y la carga de intereses al 28 % de los ingresos el año pasado, la más alta de la región y la séptima más alta entre todos los soberanos que tasamos", dijo la calificadora en su informe.

En el caso de El Salvador, indicó Moody's, aunque el deterioro en las métricas de deuda "no fue tan significativo, en 2019 el país reportó la más alta carga de la deuda gubernamental en la región y la segunda carga de intereses más alta al inicio de la pandemia: 71 % del PIB y 16 % de los ingresos, respectivamente".

El resto de los países "reportaron cargas de deuda en el rango de 25 % - 50 % del PIB, con Guatemala (Ba1 estable, 27 %) en el extremo inferior y Panamá (Baa1 estable, 46 %) en el extremo superior".

Los pagos de intereses fueron equivalentes al 5 % - 15 % de los ingresos del gobierno, con Nicaragua (B3 estable, 5 %) en el extremo inferior y Guatemala (15 %) en el extremo superior, añadió.

Moody's espera un debilitamiento, en distintos grados, de los perfiles fiscales de todos los países centroamericanos debido al impacto directo de la crisis sanitaria en el crecimiento económico y los balances presupuestarios.

Antes de la pandemia, los gobiernos de la región mantenían cargas de deuda relativamente moderadas y la carga de intereses era inferior a la observada en la mayoría de sus pares globales.

Pero a raíz de la pandemia, los indicadores deuda/PIB aumentaran casi 10 puntos porcentuales al tiempo que la razón de intereses a ingresos gubernamentales se elevará 3 puntos porcentuales durante el período 2020-2021, indicó la calificadora.

Agregó que el costo de financiamiento externo para los gobiernos de la región ha aumentado en general, en total en cerca de 200 puntos porcentuales en lo que va del año.

"El incremento en los costos de financiamiento y la persistente volatilidad financiera presentaran desafíos crediticios para los gobiernos centroamericanos al mismo tiempo que enfrentan mayores necesidades de financiamiento derivadas de una ampliación sus déficits fiscales", dijo Moody's.

OTRAS NOTICIAS