Autoridades de Panamá cambian de plan y buscan asintomáticos de la COVID-19

La Región de Salud de San Miguelito implementó el "Hisopado Express", una nueva estrategia para detectar casos de COVID-19.

24 agosto 2020 |

Personas formadas en una larga fila esperaban este lunes a ser atendidas en un centro de "hisopado express" en el populoso distrito de San Miguelito, situado en el área Metropolitana de Panamá, la más castigada por la COVID-19 en el país, que muestra las cifras más abultadas de la enfermedad en Centroamérica.

"Se está atendiendo incluso a la personas que no tienen ningún síntoma" de la enfermedad que causa el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, le dijo a Efe un funcionario sanitario destacado en el centro de "hisopado express".

Panamá, que acumula 86.900 contagios y 1.892 muertes en cinco meses y medio de pandemia, amplió a los asintomáticos la toma de muestras para diagnosticar la COVID-19, que antes solo se aplicaba a personas con varias manifestaciones de la enfermedad, en un cambio de estrategia que fue anunciado oficialmente el sábado pasado.

Las autoridades informaron el domingo que en 24 horas se realizaron 7.570 pruebas de diagnóstico, una cifra récord para este país de 4,2 millones de habitantes que desde junio vive una escalada de la enfermedad que lo ha llegado a situar como el segundo de América con más contagios por cada 1.000 habitantes, solo por detrás de Chile.

"Se están usando cada vez más las pruebas de antígenos, pruebas rápidas, eso ha ayudado a tomar muestras en mayor volumen (...) el motivo de esto es poder encontrar personas que pueden ser asintomáticos", dijo este lunes a la cadena Telemetro el director de la región Metropolitana de Salud, el doctor Israel Cedeño.

Cedeño afirmó que el plan de las autoridades en mantener el número de pruebas diarios por encima de las 4.000, lo que permitirá "buscar a todos esos posibles pacientes asintomáticos que están en las calles" y sus contactos, para aislarlos y cortar la cadena de transmisión de la enfermedad.

El incremento de pruebas diagnósticas tiene lugar cuando en Panamá se retomó el proceso gradual de reapertura económica tras más de cinco meses de parálisis y luego de la mejora de varios indicadores pandémicos.

Desde que se detectó el primer caso de la COVID-19, el pasado 9 de marzo, se han realizado en Panamá 305.030 test, de acuerdo con las cifras oficiales difundidas el domingo.

Panamá ha sido reconocido por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como uno de los países de la región que más esfuerzos ha realizado desde el inicio de la pandemia para fortalecer el testeo, y a este comportamiento se atribuye en parte que exhiba las cifras más abultadas de casos confirmados en Centroamérica.

"HISOPADO EXPRESS"

El centro de "hisopado express" funciona desde el viernes pasado y atiende a todo el que se acerque, bien sea en su automóvil o a pie, dijo la doctora Yaritzel Ríos, directora regional de Salud de San Miguelito, que anunció que a partir de mañana habrá otro en Los Andes Mall, un centro comercial situado en la periferia.

"Necesitamos masificar las pruebas para la trazalibidad", dijo la doctora, quien recalcó que muchas personas no están acudiendo a los centros de salud para descartar la enfermedad porque temen contagiarse allí.

En San Miguelito "tenemos el RT (índice reproducción efectivo) en 0,7 la verdad hemos bajado, pero lo difícil es mantenerlo" dijo la funcionaria que apeló a los ciudadanos para que cumplan con las normas de bioseguridad.